¿ Qué hace una base militar española dentro de un volcán activo?

SUBIENDO VOLCANES / Jordi Maqueda /  Volcanes Erupciones Opinión Debate  Riesgo Volcánico

       

Decepción es un volcán joven, activo y, además, peligroso: actualmente uno de los volcanes más activos de la Antártida ubicado en la isla del mismo nombre, siendo toda ella una enorme caldera volcánica, y registrando más de 20 erupciones en los últimos 200 años. La última en 1970 (IEV 3) cuando entre el 12 o 13 de agosto de 1970 una gran explosión freatomagmática asoló la isla, siendo ésta la actividad volcánica reciente más violenta registrada en la isla. La tefra entonces se extendió sobre la mitad norte de la isla, 5 cráteres marinos y 7 respiraderos terrestres. Al mismo tiempo, la base Antártica de O’Higgins (Argentina), ubicada a 170 km de la Isla Decepción, registró un significativo terremoto el 12 de agosto y una caída de ceniza en momentos posteriores. Las erupciones de 1970 ocurrieron en la misma área general que las erupciones marinas y terrestres pasadas de 1967. En 1972 se registró de nuevo una posible erupción. Y en 1987 Imágenes de satélite mostraron un penacho proveniente de la Isla Decepción el 23 de julio de 1987, pero no se encontraron pruebas consistentes de ésta.


Hace unas semanas, el 30 de enero, me puse en contacto hablando con Javier. G. No fue una conversación larga, él está trabajando: en la Antártida/ isla Livingston (cosas de la tecnología). Le pedí un favor; si podría mandarme una foto del volcán Decepción (isla decepción)  que está justo enfrente de la Isla Livingston cuando pudiese: no había prisa. Le expliqué lo importante que era para mí documentar con fotos originales de volcanes, y a poder a través de personas conocidas, para la web, pasadas o presentes– y así no utilizar imágenes de archivo, arto manoseadas. Y, bueno, al ratito salió fuera y me las mando (son estas mismas de arriba, una sobre la otra): gracias amigo!! Mi idea era trabajar con ellas para documentar, sobre la base de datos en la web, el volcán Decepción; sin embargo, al ir recopilando más y más información una duda me vino a la mente, y que tiene que ver en gran medida con la razón de esta web: la seguridad, más aún cuando se trata de amigos, paisanos o personas con las que tratas y que admiras y están cerca de un posible peligro; además, de que se da el caso, de ser una isla visitada al año por varios miles de turistas, recordemos: poco menos que igual que ocurría en el volcán Whakaari en Nueva Zelanda (y muy similar en muchos aspectos a Decepción en apariencia no inmediatamente peligroso) hasta que entrara en erupción sin previo aviso en 2019, matando a 22 turistas y dejando heridas o gravemente heridas a otras tantas y dos desaparecidos.

Sin embargo, no podemos olvidar la erupción más importante en la Isla Decepción, en tanto a los daños materiales sufridos, ocurrió en 1967 (En tiempo geológico es como si hubiese ocurrido hace un minuto). Varios terremotos fueron detectados en la Isla en abril de 1967. El 4 de diciembre de 1967 mediante un cable telegráfico en Argentina se difundió la noticia: «Sobre la bahía y las playas de la isla Decepción, improvisadamente caía una lluvia de piedras». El 5 de diciembre de 1967 la precipitación pétrea había cesado, para dar paso a una enorme columna de gases y vapores, que proyectada hasta más de mil seiscientos metros, formaba el típico hongo eruptivo.  La violenta explosión volcánica acaecida (IEV 3) destruyó entonces la base chilena Pedro Aguirre Cerda, el Refugio Cabo Gutiérrez Vargas, además de la base británica B. Si bien, esta última fue de nuevo ocupada desde el 4 de diciembre de 1968, y nuevamente evacuada el 21 de febrero de 1969 en el barco chileno Piloto Pardo (el mismo que la evacuó en 1967) debido a que erupciones volcánicas posteriores dañaron los edificios, siendo finalmente abandonada el 23 de febrero. La Base Decepción de Argentina no fue dañada entonces, pero dejó de ser una base permanente en 1967, pasando a ser una base sólo de verano.


Explosión volcánica  (IEV 3) acaecida en 1967, destruyó entonces la base chilena Pedro Aguirre Cerda, el Refugio Cabo Gutiérrez Vargas, además de la base británica B

Por  tanto hablamos de una isla de ciencia-ficción, que es la caldera de un volcán activo, muy activo y explosivo, ahora durmiente (no se sabe por cuánto tiempo). Siendo uno de los pocos volcanes de la Antártida donde se han observado erupciones en la actualidad, y principal volcán activo de la cuenca del estrecho de Bransfield, el cual está relacionado con el rift de Bransfield: una cicatriz de la corteza terrestre de unos 800 km de longitud, paralela a las Shetland del Sur y a la península Antártica, y en la que hoy conviven el hielo y el fuego, los pingüinos y desde hace algunos años, concretamente desde el año 1989, sorpresa: algunos militares y científicos españoles en la base Gabriel de Castilla (en la misma caldera del volcán). Luego, los últimos datos y análisis de sedimentos lacustres de la Península de Byers 2019 (uab.cat) han permitido resolver la fecha de la mayor erupción de los últimos milenios en la Antártida: hace 3.980 años, y que dio pasa a formar la caldera del actual volcán de la Isla Decepción, siendo el origen de la particular forma de herradura característica de la Isla. De hecho, el volumen de roca eyectada fue tan grande que es comparable al de la gran erupción del volcán Tambora en 1815, lo que nos deja muy tranquilos. Además, recordemos que hace solo una par de semanas argentina vivió una alerta de tsunami que provocó la evacuación del borde costero de todo el territorio, debido a la erupción del un volcán submarino de Tonga, el cual es muy similar al de Isla Decepción, mientras que Decepción se ubica a tan solo mil kilómetros de Argentina, y que podría ser capaz de provocar un desastre similar, por no hablar, de quienes puedan encontrarse en la misma isla , o en aquellas adyacentes, como la isla Livingston donde se encuentra también la Base Antártica Española Juan Carlos I, apenas a unos 10 km de Decepción.

En relación a estos últimos datos de la caldera de Decepción. "Este descubrimiento es un ejemplo de serendipia (es decir, un descubrimiento casual) apunta el Dr. Sergi Pla Rabès, coautor del artículo, profesor de la UAB e investigador del CREAF, dado que el objetivo inicial del estudio era puramente climático, buscaban reconstruir las fluctuaciones del clima de la región de los últimos 11.700 años a partir del análisis de los sedimentos lacustres situados a unos 40 kilómetros al norte de Isla Decepción. “Pero, la presencia, de un estrato de casi un metro de sedimento muy diferenciado tras un nivel de cenizas volcánicas, nos sorprendió a todos. Los subsiguientes análisis geoquímicos y biológicos nos indicaron que estos sedimentos eran de origen terrestre, tanto por su biogeoquímica como por la presencia de diatomeas de ambientes terrestres. Las dataciones con C14 indicaban además que este material había sedimentado repentinamente y sincrónicamente en todos los estanques. Todos estos resultados parecían indicar la ocurrencia de un gran terremoto que afectó a todos los lagos de la zona con una edad superior a 4.000 años, y señalaban que, quizá, no estábamos ante un sismo común, sino que podía ser lo que generó por el colapso la caldera del volcán de la isla Decepción", explica el Dr. Pla-Rabès". Por lo  que se deduce de estas palabras,  hablamos de una erupción "Tremenda". 

Entonces ¿Se justifica la presencia de manera casi permanente en la isla? y ¿Existe peligro real para las bases españolas, y los turistas que visitan la isla?

Leemos: "para los investigadores, la probabilidad de nuevas erupciones en la isla antártica es alta". Sin embargo, justifican su presencia en ésta (el mundo 2011). Además«En España tenemos islas volcánicas, como por ejemplo la de Hierro que no hace mucho registró una erupción en el mar. El conocimiento y la tecnología que usamos aquí, en Decepción, nos sirven después para controlar nuestros volcanes, como también el Teide», añade Carlos González, experto en geodesia de la universidad gaditana  (La Voz de Galicia, Febrero 2020). Y digo yo, si valen todos estos ensayos para controlar volcanes como el Teide o el Hierro etc. ¿Por qué no sirvió para alertar del volcán de la Palma?  Ya respondo yo mismo… porque es imposible a día de hoy predecir una erupción volcánica. "Ellos (los meteorólogos) pueden estudiar los parámetros en todo el espacio que le interesa, en toda la atmósfera, con globos sonda y satélites; mientras que nosotros (vulcanólogos) únicamente podemos medir en la fina capa de la superficie terrestre, lo que ocurre debajo lo tenemos que inferir, así que nuestra incertidumbre es muchísimo mayor, todo es interpretativo", explica a Teknautas Alicia Felpeto, experta del Instituto Geográfico Nacional - IGN,  (El Confidencial 2021). En 2020, Phivolcs (Filipinas) subió de manera escalonada la alerta del nivel 1 al 4 en una escala de 5 (apenas en 15 horas, sin tiempo o respuesta para nada) después de que se intensificara la actividad en el cráter de origen freático (siempre a tiro pasado) y se generara una erupción de humo de hasta 10 kilómetros de altura. En Indonesia (Java), país donde los volcanes quizá sean más monitoreados de todo el mundo, el volcán Semeru hizo erupción, de manera inesperada para todos, cuando estaba en un nivel bajo de alerta: alerta 2, de 5, cogiendo desprevenida y por sorpresa a toda la población de los pueblos lindantes al mismo, causando cientos de víctimas. Y así una y otra vez en todo el mundo, Wakahari, La Palma, Rincón de la vieja, etc. Siendo igualmente víctimas los propios científicos en algunas erupciones: Colombia (Nevado del Ruiz), Estados Unidos (Santa Elena), Japón (Unzen) etc... 



Como ya he comentado anteriormente, Desde hace veinte años, esta isla cada año recibe más de 20.000 turistas. Está gestionada por Argentina, Chile, Noruega, España, Estados Unidos y el Reino Unido, siendo una de especial interés turístico, pero también científico, pues en este lugar, y como ya sabemos, se encuentra uno de los volcanes más activos de la Antártida y su vigilancia, por tanto, es esencial para asegurar el trabajo de los científicos en la isla, y por supuesto de los turistas, algo de lo que se encargan dos Ministerios españoles: Ciencia y Tecnología, y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). José Luis Ábalos y Pedro Duque, firmaron en 2020 un protocolo que aseguraba la vigilancia volcánica de la Isla Decepción, en la que se encuentra la Base Antártica Española (BAE), Gabriel de Castilla, un puesto estable, en el que cada verano además, investigadores españoles llevan a cabo decenas de proyectos científicos.

Las nuevas responsabilidades que por tanto ha asumido el Mitma son una extensión natural de las competencias del Instituto Geográfico Nacional (IGN) que desde 2004 vigila y valora las posibles situaciones de emergencia volcánica en España, especialmente en las Islas Canarias donde cuenta con un sistema de alerta y vigilancia desplegado en más de 150 estaciones con sismógrafos, gravímetros, estaciones GPS e instrumentación de técnicas geoquímicas. Por tanto, con la firma de este protocolo en 2019, el Mitma, además de iniciar nuevas actividades como miembro del Comité Polar Español (CPE), establecerá un sistema de vigilancia volcánica aplicando los métodos y sistemas que ya emplea para la vigilancia volcánica de Canarias, asistiendo al CPE en las decisiones que le correspondan y, particularmente, cuando "tenga que avisar de la apertura o cierre de la isla durante las campañas científicas presenciales". Dijo el ministro entonces Ábalos. Sin embargo, creo, y siempre en mi modesta opinión, que no tiene nada que ver vigilar y controlar un volcán con sensores y a distancia en el entorno de una isla como Tenerife, La Palma o el Hierro, mediando una distancia de seguridad, ha hacerlo desde el mismo cráter del volcán, pues recordemos: Decepción es en sí misma el cráter enorme de un volcán activo (una caldera activa), estando las bases en el borde de este cráter, y por lo tanto, quedando expuestas a una erupción: bombas ceniza, gases etc.. si ésta fuese de relativa fuerza/potencia, lo que no es improbable, o mejor dicho, es muy probable —sin fecha certera por supuesto— en base a los propios descubrimientos científicos en la zona.

Por tanto la pregunta está ahí: ¿es seguro para los turistas científicos y militares, permanecer en la isla?  "Únete a la conversación" y comenta Aquí
Fotografía Volcanes


La erupción del Cumbre Vieja, en La Palma; a través de 40 imágenes

Repasamos el día a día de la erupción del volcán y la convivencia con los habitantes, científicos y fuerzas de seguridad con el coloso a través de 40 fotografías.
Volcanes



Un nuevo estudio en el lago Toba desafía el conocimiento existente acerca de los supervolcanes.

Para Danišík, estos hallazgos desafían el conocimiento existente y el estudio de las erupciones, que normalmente implica buscar magma líquido.