ESOS VOLCANES IMPOSIBLES / Jordi Maqueda

subiendovolcanes.com


Todos tenemos en mente algunos volcanes que, por la razón que sea: míticos, lejanos y aislados consideramos como volcanes imposibles y no precisamente por la altura, sino por el riesgo a perder la vida que supone escalarlos.

No hace demasiado formulé una pregunta en el grupo de esta página en facebook, en relación a qué volcán o volcanes activos, en la actualidad, parecían más icónicos y difíciles de ascender en relación al riesgo, y por tanto peligrosos. Pude comprobar que había respuestas para todos los gustos, basadas muchas en diversas fuentes e informaciones, pero la mayoría, con poco a nada que ver con la realidad. Ya de entrada os digo que no hay ninguna razón válida que lleve a nadie a escalar un volcán activo hasta el cráter, que de ser abordado debería ser en circunstancias extremas y con una buena razón para estar allí; pero, siendo realista y sincero, no existe una buena razón para estar sobre un cráter o respiradero activo, ni siquiera para los vulcanólogos: es una zona de muerte. “No se puede garantizar la seguridad sobre un volcán activo. Las erupciones pueden ocurrir en cualquier momento sin previo aviso”. Además, la zona próxima al cráter está sujeta a sismos dentro del mismo cráter, temperaturas extremas, asfixia y gases tóxicos, “proyectiles” que caen, terreno inestable y derrumbes. Esto hay que tenerlo tan claro, como que el día da paso a la noche. Luego… “uno elige y, el volcán dispone”.

La verdad es, que todos los volcanes activos (dentro de una fase eruptiva) son peligrosos si atendemos a razón, pero los hay que además de peligrosos se encuentran en recintos acotados, muchas veces por el mar: islas, donde el edificio volcánico es la isla en sí misma. En ese caso, nos encontraríamos en una ratonera caso de una erupción. A mi entender esos son los volcanes más peligrosos, pues no hay donde ir o donde protegerse. Ejemplo claro uno de estos volcanes sería Karangetang, un volcán de 1.784 metros de altura, ubicado en la isla Siau / Sitaro Regency, North Sulawesi, Indonesia. Pero qué hace a este estratovolcán de cinco cráteres tan peligroso. De entrada se trata de uno de los volcanes más activos de del país, con más de 40 erupciones registradas desde 1675 y muchas erupciones pequeñas adicionales que no fueron documentadas en el registro histórico (Catálogo de volcanes activos: Neumann van Padang, 1951). Pero lo que la historia ―que siempre tenemos que tener en cuenta a la hora de aproximarnos a volcanes activos― nos dice, es que las erupciones del siglo XX han incluido actividad pliniana - explosiva frecuente, muchas veces acompañada de flujos piroclásticos y lahares: razón por la que este volcán tenemos que respetarlo en extremo. Luego el colapso de los frentes de flujo de lava igualmente han producido flujos piroclásticos en descenso a alta velocidad, y a más de 400grados de temperatura, arrasando todo a su camino, y además en diferentes flancos y lugares (2014 –cráter principal); (1988 Cumbre y flanco SO a 1443 m); (1979-Flanco NO, 1300m - Kawah Maralebule); (1976 Flanco sur (1100 m) y cumbre); (1952 Cráteres I, II y III) lo que no ayuda a encontrar una vía segura de ascenso.


Pero la anterior es solo una opinion, quiza técnica y tan valida como cualquier otra. Lo cierto, es que hay algunos volcanes que solo mencionar su nombre a uno se le pone la piel erizada. 


Todas las nuevas publicaciones de subiendovolcanes.com están disponibles a través de RSS / correo electrónico ingresando su dirección de correo electrónico te llegaran los avisos de cada nueva publicación. Suscribir via Mail. Un saludo.
Fotografía Volcanes


La erupción del Cumbre Vieja, en La Palma; a través de 40 imágenes

Repasamos el día a día de la erupción del volcán y la convivencia con los habitantes, científicos y fuerzas de seguridad con el coloso a través de 40 fotografías.
Volcanes



Un nuevo estudio en el lago Toba desafía el conocimiento existente acerca de los supervolcanes.

Para Danišík, estos hallazgos desafían el conocimiento existente y el estudio de las erupciones, que normalmente implica buscar magma líquido.