Subiendo al Volcán Masaya ( Masaya - Nicaragua)


El volcán Masaya es un volcán basáltico activo ubicado cerca de la ciudad de Masaya en el departamento del mismo nombre, en Nicaragua, a 20 km al sur de la capital del país, Managua. Masaya es el primer y más grande parque nacional de Nicaragua, y una de las 78 áreas protegidas de Nicaragua. El complejo volcánico consiste en una gran caldera (El Ventarrón), formada por una serie de erupciones plinianas en los últimos 6.500 años. La caldera de El Ventarrón es una cuenca alargada de 11,5 x 6 km, con un eje largo orientado al noroeste, paralelo a la cadena volcánica cuaternaria centroamericana. Esta se compone de un conjunto de calderas y cráteres anidados, el mayor de los cuales es el volcán en escudo y caldera Las Sierras. Dentro de esta caldera se encuentra una subventilación, que es el volcán Masaya en sentido estricto. El respiradero es un tipo de escudo compuesto de lavas basálticas y tefras el cual incluye un cráter de cumbre. Esto alberga la caldera de Masaya, formada hace 2.500 años por una erupción basáltica de 8 km³ de ignimbrita. Dentro de esta caldera un nuevo complejo basáltico ha crecido de erupciones sobre todo en un sistema semi-circular de respiraderos que incluyen los conos de Masaya y de Nindirí. Estos últimos albergan los cráteres de Masaya, San Fernando, Santiago, Nindirí y San Pedro. Las observaciones en las paredes de los cráteres de hoyo indican que ha habido varios episodios de formación de cráteres de cono y hoyo. Los flujos de lava históricos cubren gran parte del piso de la caldera y han confinado un lago (Lago de Masaya) al extremo oriental de la gran caldera. Actualmente, el cráter "Santiago" tiene una altitud de 635 msnm y emite continuamente grandes cantidades de gas de dióxido de azufre; también mantiene una incandescencia en su interior debido a un lago de lava persistente. Los vulcanólogos estudian estos efectos (entre otros signos), para comprender mejor el comportamiento del volcán y también evaluar el impacto de la lluvia ácida y el potencial de problemas de salud. 

Cráteres Masaya (primer plano) y Santiago (segundo plano)
  
El volcán Masaya objeto de veneración por los habitantes de la zona antes de la llegada de los europeos. Los españoles llamaron al volcán "boca del infierno" y colocaron en el siglo XVI una cruz para conjurar al diablo. Esta es cruz, situada a borde de uno de los cráteres, es la llamada "Cruz de Bobadilla" en honor al misionero Padre Francisco Bobadilla. Gonzalo Fernández de Oviedo estudió el volcán en 1529 dejando las primeras referencias escritas del mismo, luego, en 1538 fue fraile Blas del Castillo quien realizó estudios e investigaciones. También se realizaron excavaciones en búsqueda del llamado "oro del volcán" que fracasaron.


El día de mi visita a Masaya yo había salido de león camino de Managua con prisa e iba con el tiempo justo. Mis planes dependían por completo de poder hacer el Masaya ese mismo día. Llegué a Managua a media tarde a Terminal de Micro-buses Interurbanos (UCA), desde allí cogí un bus que me llevó en en 15 minutos a la misma puerta del Parque volcánico de Masaya. Esperando en la puerta conocí a Jorge, Jorge Luis Santa Cruz, un guatemalteco que cruzaba Centroamérica en bicicleta. Lo conocí en la misma puerta y allí estuvimos hablando un tiempo. Es curioso como se conocen las personas. Decidimos que haríamos la ruta juntos, y la verdad que eso después me salvó la vida, pues mi cámara no era la apropiada para la oscuridad, mientras que el teléfono de jorge era un Huawei P20 muy apropiado.


Al fondo de la foto superior, se puede ver la laguna de Apoyo. Esta laguna no es otra cosa que el cráter de un volcán extinto. En términos geológicos es una caldera volcánica, es decir, una enorme depresión creada por un hundimiento, a su vez provocado por una explosión hace más de 20.000 años. El agua de la laguna no cuenta con aportaciones externas y gracias a los gases que aún expulsa el volcán, presenta en algunos puntos fuentes termales naturales. En 1991 fue declarada la Reserva Natural de la Laguna de Apoyo.
Cuando por fin entramos al recinto nos ofrecieron una charla informativa sobre los volcanes tipo caldera. Yo anduve un poco vagueando por la zona desde algún que otro mirador, buscando las mejores vistas que ofrecía el lugar. El parque estaba rodeado de selva, que se puede admirar desde un bonito mirador, sin correr el riesgo que te muerda un cocodrilo el culo. Después de la charla nos subimos hasta cerca del borde del volcán. El espectáculo Iba a comenzar, y no nos iba a defraudar..


Fotografía Volcanes


La erupción del Cumbre Vieja, en La Palma; a través de 40 imágenes

Repasamos el día a día de la erupción del volcán y la convivencia con los habitantes, científicos y fuerzas de seguridad con el coloso a través de 40 fotografías.
Volcanes



Un nuevo estudio en el lago Toba desafía el conocimiento existente acerca de los supervolcanes.

Para Danišík, estos hallazgos desafían el conocimiento existente y el estudio de las erupciones, que normalmente implica buscar magma líquido.