De Volcanes y Hombres / Jordi Maqueda

La palabra “Catastrofe” resuena con fuerza estos días en la Isla bonita, al compás de los rugidos del volcán. Los agricultores están desolados al ver cómo la lava devora viñedos, plantaciones de aguacates y plataneras: y, es que “Nos encontramos frente al volcán “más agresivo que ha sufrido Canarias en los últimos quinientos años, solo comparable al de Timanfaya (Lanzarote) pero, en este caso mucho más destructivo”, sentencia Wladimiro, que vive en La Palma ya su tercera crisis volcánica: Pero, no todo se lo está llevando la lava: La ceniza volcánica empeora aún más la situación, ya desoladora de por sí, al caer sobre las plantas asfixiándolas sin piedad. Además, la escasez de agua potable es apremiante. La realidad es, que un atronador bramido ha salido de las entrañas de la tierra y está borrando, y para siempre, una buena parte de la Isla Bonita, con las consecuencias que ello conlleva para la población.



Dicho esto, muchos son los que me preguntan por qué no voy a canarias, a ver el volcán, a fotografiarlo… a subirlo no, “no se puede” evidentemente; pero, es precisamente eso lo que yo hago: “subirlos”. Esa es la primera razón. Otra cosa sería que esta situación me hubiese pillado allí mismo, entonces sí, hubiese fotografiado el volcán, pero por encima de todo hubiese ayudado en lo posible. Lo cierto, es que para mí un volcán en erupción es también una tragedia: “es como a ese jinete al que se le ha vuelto loco el caballo y no lo puede montar” –se desespera e igualmente me pasa a mí, cuando voy a visitar un “volcán-activo” para subirlo, y este se vuelve loco y entra en erupción: “me desespero”. Pero, más allá de todo esto, tampoco me veo, en este justo momento, en La palma haciendo fotos (no siendo yo de allí). Creo que los fotógrafos locales, y los profesionales que se han desplazado, están haciendo un gran trabajo y documentando la erupción, además, de publicar en medios y redes para todos nosotros. Creo, que no siendo yo un profesional de la fotografía volcánica, hay otros volcanes en erupción también cerca, donde si quisiera podría ir a verlos y hacerle fotos: Islandia o Italia por ejemplo, sin tener que hacerlo ahora y precisamente, donde se está dando una situación de angustia y dolor para la población; pero…

Abian San Gil, uno de los fotógrafos que está captando el progreso del volcán. tampoco quiere dormir, solo quiere saber cómo va evolucionando el volcán y por donde pasará la lava

De otro lado, entiendo a esas personas que, algunos critican, y que más allá de curiosos puntuales o, de quienes buscan unas selfies, se desplazan a las zonas de erupciones -siempre que ocurre alguna (no siempre una erupción es una tragedia para la población)- para documentar lo que allí acontece: “un espectáculo natural como pocos”, si hemos de ser sinceros. Son fotógrafos profesionales del tema volcánico: erupciones. Yo conozco a varios y, es fácil distinguirlos de los turistas comunes y curiositos puntuales: éstos van pertrechados de un equipo fotográfico del copón, no hablan mucho, buscan un lugar “que sólo ellos saben encontrar” y donde no hay otras personas,  no duermen hasta que  terminan y luego se van y, creo que no hay que confundir, sobretodo en este caso… “churras con meninas”. Un Saludo!!

Fotografía Volcanes


La erupción del Cumbre Vieja, en La Palma; a través de 40 imágenes

Repasamos el día a día de la erupción del volcán y la convivencia con los habitantes, científicos y fuerzas de seguridad con el coloso a través de 40 fotografías.
Volcanes



Un nuevo estudio en el lago Toba desafía el conocimiento existente acerca de los supervolcanes.

Para Danišík, estos hallazgos desafían el conocimiento existente y el estudio de las erupciones, que normalmente implica buscar magma líquido.