VOLCÁN DE FUEGO (GUATEMALA)


El volcán de Fuego es a lo que se le conoce como un estratovolcán situado entre los departamentos de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango, al centro-sur de Guatemala. El volcán de Fuego es uno de los más impresionantes de Centroamérica. Sus erupciones son violentas, y probablemente es el volcán más activo desde la Conquista, a tal extremo que se afirma que el conquistador Pedro de Alvarado pudo verlo en erupción en el año de 1524, según el mismo lo reportó en epístolas. Su nombre indígena es "Chi'gag", que se traduciría del idioma cakchiquel al español como "donde está el fuego". El volcán de Fuego tiene una altura de 3763 msnm. Prácticamente se encuentra descubierto de vegetación más arriba de los 1300 metros, donde básicamente solo puede encontrarse lava. El volcán de Fuego tiene la forma de un cono que se alarga considerablemente hacia el sur, formando el pie de monte hacia la costa sur. Debajo de él se constituye una meseta oro-gráfica de múltiples características geológicas. Forma una triada de colosos con los volcanes de Agua y Acatenango, próximos a su base; de hecho, comparte el mismo bloque volcánico con el volcán Acatenango, y originalmente ambos eran referidos por los colonos españoles como «los volcanes de Fuego».1​ Del volcán nacen varias fuentes hídricas, que se convierten en ríos descendientes hacia la costa sur, en un área de riqueza mineral, óptima para la agricultura. 

EL ASCENSO AL VOLCÁN DE FUEGO


VISTA VOLCÁN DE FUEGO

El ascenso se inicia en la entrada de la aldea la Soledad del volcán Acatenango. Se trata de un ascenso de asalto de un día, algo común aquí, el no respetar la aclimatación y por lo que en su momento discutí con el que era mi acompañante. Lo importante es ir bien preparado, el camino no es nada fácil de en ascender con peso en la espalda. Estar uno bien mental y físicamente preparado lo es todo. Todavía recordaba la subida al asalto de EL Chaparrastique, o Volcán san Miguel en el Salvador, mi primer volcán en Centroamérica, donde quede agotado por la deficiente experiencia en la zona y la falta de aclimatación. El camino del volcán es muy empinado en el comienzo. Y a poco de comenzada la caminata llega a un camino angosto algo empinado con mucha arena volcánica que te llega hasta debajo de las suelas de los zapatos. Sientes que el corazón se te sale del cuerpo. El camino es duro de cojones, 100 mts de inclinación que lo hace sufrir a uno. Hay que mantener el equilibrio en el ascenso para no irse para atrás. Logre llegar a un punto camino para descansar y calmar mi ritmo cardario. Arriba me encontré un árbol gigantesco. Descansé un poco para luego seguir mi camino. Se siente la aroma fresca del suelo, el aire, y la naturaleza. Estar rodeado de tanto bosque frondoso hace que estés en paz, uno disfruta del recorrido. Después de un buen rato llego a la entrada de la primera parada de garita: aquí se paga la entrada para poder tener acceso al lugar. El costo de entrada para Extranjeros 5000 Qtz. Tras un largo descanso inicio el ascenso de casi media hora en la garita de entrada... En esa entrada es la que da el paso para ir al Volcán de Acatenango y Fuego. Estaba en una altura a 2000mts en ese punto.

PURA VEGETACIÓN SELVÁTICA 

El clima estaba algo nublado. Seguí ascendiendo con precaución. hasta llegar a la galera donde hay una cafetería y tome algo para comer. Era la 1 de la tarde. Llevaba 3 horas de ascenso. De nuevo estaba listo con las energías de vuelta para seguir el ascenso. Cada vez el camino estaba cerca. Ese punto es donde empieza el camino a volcán de Fuego. No puedes evitar pensar pensar cuanto había recorrido con el equipo pesado que llevaba. La montaña me seguía dando sorpresas. El cielo tenía tono más celeste y las nubes se movían más rápido... Pareciera que la tierra estuviera girando a toda velocidad.

Me quede a la espera den otras personas que también subían al volcán, yo estaba solo en ese momento.. esto es algo que luego explicaré, de modo que aproveche a descansar en el suelo. estaba cansado, muy cansado y me podía un enorme desanimo que decía a mi mente !Qué hago aquí solo! entonces se le vienen a uno un montón de pensamientos. Evite seguir pensando en eso y traté no pensar en cosas y personas que me desanimaran. Sin fuerzas pensé en lo positivo. Proseguí, Cerca de la cima en cuestión de minutos se desapareció la neblina. Podía ver el volcán de fuego expulsando humo enorme y un sonido brutal me hizo olvidar el cansancio y pesares del viaje. La explosión del volcán me levanto los ánimos y seguí adelante sin detenerme. Aqui no cabe el miedo, solo cabe la emoción... 

LA GARITA 

Llego en un punto donde el camino era bajar y subir. Demasiado empinado para mi gusto y preste atención para evitar lesiones. llegado a un punto donde tenía que cruzar un tronco de árbol con cuidado. En ese lugar tome un breve descanso. Se escucharon fuertes explosiones del Volcán de Fuego. Me hacía pensar lo peligroso que podía pasar en la noche. A la hora de acampar estaría muy cerca del cráter del volcán de Fuego. Unos minutos de caminata más y llegamos al área donde estábamos en medio de los dos inmensos Volcanes de Fuego y Acatenango. Tras unas 8 horas largos. Eran las 5:30 pm. Se veía algo tranquilo el lugar. Empezamos a acomodar el camping. Era un lugar seguro para evitar el aire y frío de la madrugada. En cuestión de minutos una ráfaga de aire fuerte nos sacudió. Me apresure en terminar de acampar y meterme dentro de la tienda para estar más acomodado. El frío era intenso. Las temperaturas estaba bajando. Lo complicado era que había mucho aire. Que mi carpa no resistía con el clima de las bajas temperaturas. Dormía y despertaba a cada momento. Algo inquieto, solo quería que se amaneciera. Las horas eran demasiada lenta. Era imposible no dormir bien. Todo era parte la aventura propia lo que uno se vive. 

VISTA DEL CONO DEL VOLCÁN DE FUEGO 

Eran exactamente las 4:30 am. y me despierto el jaleo, alli se levantaron todos del camping. Se tardaría una hora hasta llegar el camellón del volcán. Al llegar en ese punto sentí la gran emoción de un paisaje que no me esperaba. Esa vista! Valió la pena, el esfuerzo de todas esa horas de caminata y aguantar lo inaguantable de quien se propuso unos días antes que yo no estuviese allí.. que pequeños somos frente a estas moles de roca y fuego. Ante el inmenso volcán, parado en medio del camellón rodeado de la vista de todos los volcanes. De verdad un paisaje Único por el que vale la pena el esfuerzo. Me paré enfrente ese coloso pensando lo bonita que es la vida cuando aventuras un destino diferente a todos los demás... a explorar cosas nuevas. estos lugares me dejan sin palabras y hacen que la vida fluya en paz... un momento de despejar las cosas y encontrarse un momento a solas con el volcán. BE FREE.
Fotografía Volcanes


La erupción del Cumbre Vieja, en La Palma; a través de 40 imágenes

Repasamos el día a día de la erupción del volcán y la convivencia con los habitantes, científicos y fuerzas de seguridad con el coloso a través de 40 fotografías.
Volcanes



Un nuevo estudio en el lago Toba desafía el conocimiento existente acerca de los supervolcanes.

Para Danišík, estos hallazgos desafían el conocimiento existente y el estudio de las erupciones, que normalmente implica buscar magma líquido.